image

¿Quién es Ángela Hernández Núñez?

Premio Nacional de Literatura 2016. Nació en Buena Vista Jarabacoa, República Dominicana, 6 de mayo de 1954. Graduada con honores de Ingeniería Química. Narradora y poeta. Apasionada del cine y la fotografía. Textos de su autoría se han traducido al inglés, francés, italiano, islandés, bengalí y noruego. Se incluyen en importantes antologías. Es Premio Cole de novela corta, a la novela Mudanza de los Sentidos, 2001; dos veces premio nacional de cuento. Su libro Alicornio mereció el premio nacional de poesía.

Metáfora del cuerpo en fuga de Ángela Hernández Núñez

La Metáfora del cuerpo en fuga
Es un relato sobre el dolor. También podría decirse que versa sobre la realidad y sus linderos, o sobre los destinos posibles y las vías, solo intuidas, de liberación. O sobre la imposibilidad de la liberación, materia sobre la que crece la vida interior, generando fuerzas, capas, transgresiones, alivios que beben en la imaginación y estimulan el espíritu.
El dolor del que trata la novela, si pudiera llamársele “novela”, tiene la singularidad de no ser físico, ni mental; sino un signo innombrable que lleva a los umbrales del alma misma. Una lava interior fluyendo desde la oscuridad de la conciencia, desencadenada por el deseo, por el amor sin asideros ni principios, ni suerte; marco y frontera de un espejo cuya superficie la conforma una pieza compacta de fragmentos fundidos.
Salomé, en un esfuerzo infructuoso por salir de este sueño de dolor y muerte, abrirá las compuertas de otro tiempo, de otro acaecer de su memoria. Tras el pesado velo, se revela de un modo inesperado su historia personal, su destino. Contempla en el espejo de fragmentos, cuadros significativos de su existencia y, sobre todo, “siente”, “toca”, “escucha”.
El tiempo, en esta obra, se transmuta en espacio. Un espacio silencioso, a veces solo imagen o pura voz.
Difícil será el escapar a su red de sentidos cifrados, acústica, elusivas formas y vibrantes cuadros. El lector, la lectora, no podrá abstenerse de participar. Una que otra vez consentirá en que es casi transparente el solitario corazón que viaja en medio de la noche, como cualquier pájaro portador de una visión aguda.
Una novela cuyo tiempo narrativo pudiera ser una hora, un momento o la eternidad. Su técnica y sustancia textual las generan el movimiento de una realidad que acoge las discontinuidades y no admite concesiones. A la vez, el tema es íntimo, cotidiano, familiar.

0 comentarios:

Entre las esforzadas Videntes y las subversivas inteligencias

Por Ángela Hernández Núñez Hay en la historia humana largos períodos que transcurren en lentitud y sin mayores mutaciones. Existen otros que parecen estar hechos de saltos. El Siglo XX es de vértigo:

La cualidad de la nostalgia

Cuento de Ángela Hernández Núñez

Contacto

angelahn@gmail.com, Santo Domingo, República Dominicana